È si è, o que tén o mellor servizo
È si è, o que téno mellor servizo

RUTA NOIA, MUROS, EZARO, FISTERRA Y MUXIA

EL TIEMPO EN FISTERRA

booked.net
+15
°
C
H: +16°
L: +12°
Finisterre
Sábado, 18 Abril
Previsión para 7 días
Dom Lun Mar Mié Juv Vie
+16° +16° +15° +17° +19° +17°
+12° +12° +13° +13° +14° +13°

 

RUTA DE NOIA, MUROS, CARNOTA, EZARO, FISTERRA E MUXIA

 

 

SANTIAGO - NOIA 37 Km

 

Noia se encuentra a 37 kilómetros de la ciudad de Santiago de Compostela. Su casco antiguo es uno de sus principales atractivos. En él encontramos tres construcciones religiosas que destacan entre las demás. La iglesia de San Martiño es un ejemplo del llamado gótico marinero (siglos XV-XVI), de nave única con contrafuertes, cabecera poligonal de siete lados sobre bóveda de crucería y fachada con rosetón. La de Santa María A Nova, del siglo XIV, pertenece también al gótico marinero, con restos del edificio románico anterior. Además, acoge la mayor colección de lápidas gremiales y nobiliarias de la Edad Media y moderna. El convento de San Francisco es gótico-renacentista (principios siglo XVI).

 

 

NOIA – MUROS 29 Km

 

La preciosa localidad de Muros es un destino apacible, que cuenta con la distinción de ser Conjunto Histórico-Artístico.

Desde su fundación en el siglo X ha estado ligada a la pesca, al marisco y a la salazón de la sardina y el arenque en antiguas factorías, de las que llegó a contar con más de treinta en el siglo XIX y comienzos del XX

Probablemente, Muros sea el pueblo marinero mejor conservado como tal, frente al mar y con una gran tradición marinera, donde sus casas de piedra esconden en su mayoría los antiguos pozos donde salar el pescado para su conservación, los soportales hoy convertidos en terrazas de bares y restaurantes y donde antes se tenían los botes de pesca, las calles estrechas para protegerse del mar y sus plazas interiores, de Santa Rosa, de la Pescaderia vella, ya desaparecido su castillo y muros al que debe su nombre, es un deleite pasear por este uno de los pueblos más bonitos de España. En sus proximidades el convento de San Francisco, sus iglesias románicas y el encanto de su conjunto.

 

 

A continuación, el molino de marea construido en el primer cuarto del siglo XIX que se comenzó a rehabilitar en el año 1990. Su importancia estriba en que es uno de los molinos de esta tipología más grandes de España y sus instalaciones tienen un alto interés etnográfico, artístico y cultural, formando parte de la historia local de esta tierra. Su planta es rectangular alcanzando un gran desarrollo longitudinal, en la que se diferencia la zona de molinos propiamente dicha y la parte que antiguamente estuvo dedicada a almacén. 

 

 

MUROS – CARNOTA 16 Km

 

Playas, dunas y marismas; acantilados, islas Lobeiras y reserva marina; el río Xallas con la legendaria cascada de Ézaro, el olimpo celta de O Pindo con sus esculturas naturales en granito, Punto de Interés Geológico nacional… Todo esto forma uno de los espacios litorales más variados de la comunidad, donde lo natural reborda grandeza.

 

 

Se trata del recurso por el que Carnota es conocida más allá de nuestras fronteras y que ningún visitante debe dejar de admirar. El hórreo de Carnota, la construcción más representativa del municipio fue declarado Monumento Nacional y está clasificado como el más grande de Galicia junto con el de Lira y el de Araño (Rianxo), siendo su longitud de 34,76 metros. Su majestuosidad y elegancia tienen que ver con sus dimensiones y su antigüedad es otro de los factores que contribuyen a despertar la admiración por este hórreo que fue construido en el año 1768, a pesar de que su aspecto actual no lo alcanzó hasta años después, concretamente hasta 1783, fecha que se corresponde con el momento en que fue ampliado en once nuevos pares de pies. La maestría con que fue hecho y que descansa sobre veintidós pares de pies, se atribuye al igual que el de Lira a D. Gregorio Quintela, como así lo demuestran las inscripciones que se sitúan en las diferentes puertas del hórreo.

 

 

La playa de Carnota pasa por ser la más extensa de Galicia. El arenal, de siete kilómetros de largo por medio de ancho prolongado en dunas, se abre en un canal en la zona norte por donde penetra el mar creando una llanura intermareal de gran productividad natural. 

 

CARNOTA – EZARO 16 Km

 

La desembocadura del río Xallas, las laderas del monte Pindo, la apacible ensenada de O Ézaro y los tenues atardeceres con el cabo Fisterra al fondo. Todo esto ofrece este incomparable mirador localizado en un saliente rocoso que hace en ocasiones de balcón natural, muy próximo a la cascada del Xallas, donde el río se precipita al mar en un caso insólito a nivel europeo.

 

La carretera de ascenso supera fuertes desniveles, pero el premio de la llegada al mirador compensa la subida: la amplitud de vistas sobre el océano Atlántico, el imponente perfil del granítico monte Pindo cayendo hacia el mar, las pequeñas islas Lobeiras y la inconfundible figura del cabo Fisterra en la lejanía conforman un punto de observación magnífico.

 

 

La cascada de Ézaro es única por su belleza y por su singularidad, ya que podremos ver el único río de toda Europa (el Xallas) que desemboca en cascada directamente en el mar. El espectáculo es digno de observar, sobre todo cuando se abren las compuertas del embalse que nos dejan ver correr el agua en todo su esplendor por las laderas del monte Pindo en un salto de más de 100 metros de altura. El “embalse de Santa Uxía” es el que coarta el salto, pero también el que dio de comer al pueblo durante muchos años gracias a su central hidroeléctrica. De hecho, justo al lado de la cascada podremos visitar un renovado museo de la electricidad.

 

 

EZARO – FISTERRA 22 Km

 

Este lugar fue considerado durante siglos el límite de las tierras conocidas, la frontera del Más Allá, el Fin del Mundo.

 

La punta es un acantilado en ascensión desde los temidos islotes de O Petonciño y de A Centola hasta el monte de O Facho (242 m) donde parece que estaba el Ara Solis de la Antigüedad para la celebración de los ritos solares. Tradicionalmente se considera el punto más occidental del continente, aunque en puridad no le corresponda tal título. Hasta aquí se prolonga el Camino de Santiago para los peregrinos que según la tradición queman a la orilla del mar las ropas y comienza el regreso a casa.

 

 

Desde el principio de los tiempos Fisterra evoca un misterio insondable en el alma de los hombres. Las raíces del aura legendaria de estos parajes, abiertos a la inmensidad del Océano Atlántico, descansan en la mitología de los primeros pobladores de Europa. Los antiguos creían que el mundo terrenal daba paso, con la llegada de la muerte, a otra existencia en una isla situada al oeste, donde se ponía el sol. En las leyendas celtas es frecuente encontrar imágenes de héroes que hacen su último viaje a este paraíso en una barca de piedra. Esta unión de piedra, mar y espiritualidad pervive en distintas formas a lo largo de la Costa da Morte.

 

Cuando los romanos llegaron a este lugar, presenciaron por primera vez el espectáculo sobrecogedor del sol hundiéndose en las aguas. Encontraron un altar dedicado al astro rey, el Ara Solis, erigido por las tribus celtas de la zona. Diversas fuentes ven un paralelismo directo entre la imagen del sol hundiéndose en el mar, y la hostia y el cáliz del escudo de Galicia. Hoy, una plaza en el pueblo recibe el nombre de Ara Solis.

 

Es muy probablemente el más visitado de Europa, así como el más próximo a América.

 

Construido en 1853, a 138 metros sobre el nivel del mar. Considerado el cabo del fin del mundo "Finis Terrae". Durante miles de años se pensó que más allá de él tan sólo existía una sima acuosa en la que el sol se apagaba cada noche y a través de la cual se llegaba a una región de tinieblas poblada por monstruos marinos.

 

 

Ahora un faro orienta el incesante desfilar de navíos por uno de los lugares de más intenso tráfico marítimo del mundo. Hoy ya no estamos en el fin de la tierra, pero sí en el fin del Camino de Santiago. Sólo falta regresar. Regresar de Santiago contentos y satisfechos. El haber hecho el Camino de Santiago es una condecoración que se puede ostentar siempre con orgullo. Si se ha llegado hasta Fisterra, con más razón.

 

 

FISTERRA – MUXIA 29 Km

 

Muxía es uno de los municipios más visitados de la Costa da Morte, situado en la provincia de La Coruña, perteneciente a la comarca de Finisterre.

Aquí termina una de las rutas del Camino de Santiago, llegando desde Finisterre por la costa o directamente desde Santiago.

El municipio de Muxía cuenta con numerosos monumentos de gran interés turístico como el conjunto arquitectónico de Moraime, formado por la Iglesia de San Xián de Moraime data del siglo XII, de estilo románico.

 

 

Cuenta la leyenda que en la punta de A Barca, se acercó por mar la virgen en una barca de piedra para alentar al apóstol Santiago en su cometido evangelizador. Los restos, que sigue puliendo este fiero mar, son la Pedra de Abalar -el cuerpo de la embarcación-; la Pedra dos Cadrís -las velas-; y la Pedra del Timón, a las que después se unieron la Piedra de los Enamorados o la Piedra de la Cabeza. A toda ellas se le atribuyen propiedades curativas y adivinatorias.

 

Construida en 1719, pero sufre reformas posteriores. Tiene una nave de planta de cruz latina. La fachada tiene dos torres, construidas en 1958, con dos cuerpos de arcadas. En su interior alberga los sepulcros de los condes de Maceda, quienes financiaron la obra, y varios retablos, uno de ellos obra de Miguel de Romay. 

Es uno de los santuarios más antiguos de Galicia y a él acuden una gran cantidad de romeros.

 

PEDRA DE ABALAR

PEDRAS DOS CADRIS

PEDRA DO TIMON

PEDRA DOS NAMORADOS OU PEDRA CABEZA

FARO DE MUXIA

 

Esta ruta acaba aquí recordando que es el comienzo de las Rias Altas, nos queda hasta Santiago 75 Km. por carreteras en buen estado y por el interior

 

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.